Frank Williams: Un exitoso empresario de F1

por | 07/12/2015

Tuvo que luchar contra la adversidad en varios momentos de su historia, pero llevó a la escudería que tiene su nombre a ser muy galardona en la Fórmula 1 y se reconoció a su persona con diferentes distinciones.

Uno de los empresarios más reconocidos de la historia de la Fórmula 1 es Sir Francis Owen Williams Garbatt. Quien nació el 16 de abril de 1942 en la ciudad de South Shields, Inglaterra y dedicó su vida al automovilismo más allá de haber tenido que pasar por momentos difíciles con los coches de carreras.

A finales de la década del ´50 un amigo lo llevó a pasear en un Jaguar y le generó un gran interés por los vehículos. Comenzó a competir en los ´60, pero su historia como piloto sería escasa y sin mucho éxito.

En 1966 aprovechó lo mejor de sí y fundó el equipo Frank Williams Racing Cars. Primero compitió en Fórmula 2 y 3. Pero a partir de 1969 llegó a la F1 con aquella escudería. Compró un vehículo de Brabham, que figuró bajo aquel nombre en las posiciones y obtuvo dos segundos puestos. Luego fue cambiando de monoplazas como De Tomaso, March, Iso Malboro hasta llegar al suyo por primera vez.

Esto fue en 1975, aunque sin grandes resultados, sólo un segundo puesto en el Gran Premio de Alemania de la mano del piloto francés Laffite. La temporada siguiente fue la última de aquella escudería como tal, ya que los problemas económicos acechaban a Frank y recurrió al millonario Walter Wolf que se terminó quedando con el equipo.

Junto con el ingeniero Patrick Head (quien trabajó con él los años anteriores), fundaron en 1977 el nuevo equipo que se conoció como Williams F1. Empezando de abajo nuevamente el empresario inglés demostraba su perseverancia.

Aquella nueva escudería comenzó a competir en la temporada de 1978 sólo con Alan Jones como piloto. Pero al campeonato siguiente incorporaron al suizo Clay Regazzoni y con él llegó la primera victoria, en el Gran Premio del Reino Unido.

Frank Williams

Frank Williams comenzaba a ver los frutos de su esfuerzo y en 1980 llegó la primera alegría, cuando el australiano Jones se llevó el título y ayudó al equipo a quedarse con el campeonato de constructores.

El empresario inglés cosechó varios éxitos más en la Fórmula 1, pero su vida tuvo que pasar por un momento muy complicado en 1986, ya que cuando se retiraba del circuito Paul Ricard sufrió un accidente de tránsito que le produjo lesiones en la espina dorsal. Esto hizo que quedara parapléjico y tenga que utilizar una silla de ruedas para moverse.

Sin embargo luego del accidente recibió dos reconocimientos por sus logros, el primero fue el Órden del Imperio Británico entregado por la Reina en 1987. Luego sería nombrado Caballero también dentro de dicha categoría.

Otro momento difícil para Frank Williams fue en 1994 cuando durante el Gran Premio de San Marino falleció Ayrton Senna en un accidente representando a aquella escudería. Por esta razón la ley italiana acusó de homicidio al director del equipo, pero luego se le levantarían los cargos.

El empresario inglés se convirtió en uno de los más importantes de la Fórmula 1, ya que bajo su mando la escudería Williams F1 logró ser una de las más galardonas de la categoría. Por ello muchas personas reconocen su esfuerzo para haber llegado a conseguir esos logros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *